Brecha salarial

A pesar de los esfuerzos que se están haciendo en los últimos años para eliminar la brecha salarial por motivo de género, lo cierto es que, las mujeres realizan más horas de trabajo no remunerado, como es el cuidado de los niños o las tareas domésticas. Esto supone que las mujeres tienen menos tiempo para desempeñar su jornada laboral pagada.

Las mujeres, por regla general, están más expuestas a interrumpir su carrera profesional por motivos relacionados con el cuidado de otras personas, la maternidad, así como otro tipo de responsabilidades familiares.

Parte de la brecha salarial puede explicarse también por una sobrerrepresentación de la mujer en sectores caracterizados por salarios más bajos como el comercio o el sector servicios. Por el contrario, hay una infrarrepresentación en puestos mejor remunerados como son la ciencia, la tecnología o la ingeniería.

Normativa vigente en España para eliminar la brecha salarial

El gobierno aprobó un decreto para acabar con la brecha salarial, las desigualdades a la hora de cobrar un sueldo por género. Publicado en el BOE mediante el Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres y el Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro y se modifica el Real Decreto 713/2010 de 28 de mayo sobre registro y depósito de convenios y acuerdos colectivos de trabajo.

Se trata de dotar de efectividad al principio de igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres en el ámbito del empleo. Pretende garantizar la transparencia retributiva en los salarios entre hombres y mujeres mediante evaluaciones de puestos y planes en las empresas para corregir desigualdades.

Entre las novedades más relevantes que contempla:

  • Todas las empresas deberán tener un registro retributivo de toda su plantilla, incluido personal directivo y altos cargos.
  • A este registro tendrán acceso los trabajadores en caso de que no exista representación legal, en cuyo caso se deberá facilitar la información relativa a diferencias porcentuales promediadas entre hombres y mujeres.
  • Las empresas que lleven a cabo auditorías retributivas tendrán un registro retributivo que deberá reflejar las medias de los trabajos de igual valor en la empresa, y la justificación correspondiente en caso de que la media de las retribuciones de un sexo sea superior, al menos, en un veinticinco por ciento al otro.
  • Aquellas empresas que elaboren un plan de igualdad deberán incluir una auditoría retributiva, previa a la negociación del plan, que implicará la obligación de realizar un diagnóstico de la situación retributiva en la empresa, mediante la evaluación de los puestos de trabajo, y establecer un plan de actuación para corregir desigualdades retributivas.

¿Cómo se calcula la brecha salarial?

Se debe hacer un registro retributivo de cada empresa, desglosadas por sexo, la media aritmética y la mediana de lo realmente percibido por cada uno de estos conceptos en cada grupo profesional, categoría profesional, nivel, puesto o cualquier otro sistema de clasificación aplicable.

La auditoría retributiva tiene por objeto obtener la información necesaria para comprobar si el sistema retributivo de la empresa, de manera transversal y completa, cumple con la aplicación efectiva del principio de igualdad entre mujeres y hombres en materia de retribución.

Las empresas de más de 50 trabajadores deberán tener listas y publicadas estas tablas salariales aun cuando el número de personas trabajadoras se sitúe por debajo de 50, una vez constituida la comisión negociadora.

El registro deberá contar con información retributiva desagregada por sexos de toda la plantilla, incluido el personal directivo y los altos cargos, desglosada y promediada por clasificación profesional y por trabajos de igual valor, e incluyendo salario base, complementos salariales y percepciones extrasalariales.

Impacto de la brecha salarial en España

Según el informe de Closin Gap Coste de oportunidad de la brecha de género en el empleo, elaborado por PwC, si la mujer tuviera el mismo salario que el hombre, la producción aumentaría significativamente, y se estima que podrían llegar a crearse 2,3 millones de puestos de trabajo, es decir, el mayor impacto de la brecha salarial se refleja en el aspecto económico.

También hay que tener en cuenta, que la retribución de hoy afectará en la jubilación del mañana, puesto que la brecha salarial también repercute en la jubilación.

Situación de la brecha salarial por motivo de género en España

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *