Cursos de verano

Cursos de verano

5 junio, 2018 2 Por Emilio Yagues

Los meses de verano ya están aquí y con ellos llegan los cursos de verano. Estos cursos se crean e imparten por diversos motivos, son muy variados y se caracterizan por su flexibilidad y por su duración concentrada. Podemos encontrar cursos de verano pensados para los más pequeños, para los jóvenes y para los adultos. Pero el objetivo último es siempre aprovechar ese periodo del año y sacarle un buen rendimiento.

En el caso de los cursos orientados a la educación primaria se pretende que los más pequeños no se desentiendan completamente de rutina diaria, y continúen con algún tipo de aprendizaje para reforzar lo aprendido en el curso académico o formarse en alguna otra disciplina. Estos cursos además suelen venir muy bien a los padres y madres trabajadores, para ocupar con alguna obligación, parte de la gran cantidad de tiempo libre del que disponen los niños. Teniendo en cuenta que siempre son bastante lúdicos, estos cursos o campamentos de verano se imparten para aprender jugando, que en esas edades es la mejor forma de formarse.

En el caso de los jóvenes de la educación secundaria el concepto es muy similar, pero en este caso los cursos suelen empezar a ser algo más “serios”. Están orientados a reforzar alguna materia, aprender algo nuevo o incluso preparar cursos futuros. Los cursos de verano para los jóvenes son una oportunidad para que desarrollen otras habilidades que no se trabajan en la educación formal, una forma de seguir invirtiendo en su educación. Y también, porque no, para ayudarles a mantener una rutina, aunque sea solo por un tiempo.

Entre los adultos los cursos de verano son un gran momento para aprovechar el tiempo que falta durante el resto del año, ya que permiten mejorar las competencias, descubrir un tema de interés o aumentar los conocimientos en un campo concreto. Podemos encontrar el momento para hacer algo que nos apetece o que necesitamos profesionalmente: ese intensivo de inglés que tenemos pendiente; el curso online de WordPress para crear nuestro propio Blog o página web; etc.

Los cursos de verano se suelen caracterizar porque:

  • Son un gran momento para dedicar a nuestra formación continua.
  • Mejoran los conocimientos y competencias.
  • La oferta formativa es muy amplia y variada.
  • Permite aumentar la red de contactos.
  • Combinan ocio y aprendizaje

Sea cual sea el motivo, el verano es un gran momento para continuar con nuestra formación. Es una época fantástica para seguir mejorando tus competencias y tus conocimientos, de modo que, cuando vuelvas a la rutina en septiembre, hayas dado un paso más allá habiendo aprendido una materia nueva y desconocida o aumentado tus competencias transversales. No lo desperdiciemos, en verano hay tiempo para todo y formarse puede ser otra manera de interpretar las vacaciones.