Cómo elegir una academia de idiomas

Cómo elegir una academia de idiomas

12 junio, 2018 3 Por Paz Cuesta

Ha llegado el mes de junio, y además de planificar las vacaciones, ha llegado el momento de elegir nuestra academia de idiomas para el próximo curso escolar. Cada vez existen más centros que imparten idiomas, por lo que es importante saber elegir el más adecuado.

A continuación, te indicamos algunos de los aspectos para tener en cuenta.

  • Profesores. Solemos tener dudas a la hora de decidir si queremos un profesor nativo o no, pero realmente lo más importante es que el profesor sea profesional, y le guste enseñar, que sean profesores/as cualificados. No basta con saber un idioma, hay que saber trasmitirlo. Aprender una correcta pronunciación, además de hablar perfectamente, es fundamental, pero ¿crees que el acento es tan importante?, piensa un momento, ¿es lo mismo estudiar español en Madrid que en Sevilla?, la pronunciación debe ser perfecta, pero el acento no es tan importante ¿no crees? Muchas veces queremos un profesor nativo, pero nativo de ¿dónde? En Inglaterra hay diferentes acentos, en EE.UU. también, en Australia lo mismo… Por lo tanto, lo más importante, es que el profesor/a sea un buen profesor/a.
  • Mi nivel y mi grupo. Hacer una prueba de nivel, tanto escrita como hablada, es fundamental para que te puedan ofrecer el nivel que mejor te convenga. Es muy importante que, en tu grupo (nunca más de 10 alumnos), todos los alumnos/as tengan el mismo nivel. Desde el A1.1 hasta el C2.2, existe una gran variedad de subniveles, por lo que, para valorar correctamente tu nivel de inglés, tienes que hacer una prueba escrita, una prueba oral y después, una vez que inicie el curso, el profesor tiene que valorar tu nivel con el conjunto del grupo de alumnos durante al menos dos clases, para asegurarse que es dónde debes estar.
  • Metodología y planificación. Es importante que el curso que vayas a realizar ya sea anual, intensivo, grupal o individual, tenga una planificación, tanto tórica como práctica, y un objetivo claro. Es cierto, que cada profesor/a tiene su forma de impartir las clases, pero todos ellos deben tener claridad cuál es el objetivo que alcanzar con cada uno de los alumnos.
  • Cercanía con el alumno/a. Es fundamental que desde el primer momento que el alumno/a sienta que es su academia de idiomas. Pero, además, ese trato cercano y personalizado debe darse a lo largo de todo el curso, en la recepción, con los diferentes profesores, con la dirección y el resto de los alumnos, debes sentirte cómodo.
  • Certificado. Los alumnos/as pueden tener la necesidad o la intención depresentarse a un examen oficial, pero sea cual sea la opción, al finalizar el curso siempre tienen que recibir un certificado de aprovechamiento, donde se explique el nivel y la aptitud del alumno, para poder presentar en caso de ser necesario. Si optasen por el examen oficial, es importante facilitar todo el material, orientación e información necesaria.
  • Horario. Es importante que tanto el alumno/a como la academia puedan adaptarse. Ya que es muy normal que haya alumnos que trabajen a turnos, o que los estudiantes de universidad tengan que cambiar el horario en función del cuatrimestre, etc.
  • Valoración. Tener en cuenta la valoración de otros usuarios suele ser un buen indicativo de cómo es la academia de idiomas. El boca a boca, reseñas en Google o en las redes sociales pueden ayudarte, pero debes tener en cuenta que “no siempre llueve a gusto de todos”.
  • Página web. La web de la academia y las redes sociales en las que participa te pueden dar una idea de si están actualizados, es un servicio más, donde deberías poder ponerte en contacto con ellos, ver los precios, las diferentes opciones que te ofrecen y las publicaciones y notificaciones importantes.
  • Localización. La localización es otro factor a tener en cuenta por la cercanía, pero no debe ser de los más relevantes, porque quizá, por ahorrarte 5 minutos en el trayecto, pierdes mucho tiempo al no haber elegido la academia adecuada.
  • Tamaño. El tamaño no importa, no siempre las academias grandes o más populares, debido al marketing llevado a cabo, tienen que ser mejor. Muchas veces las academias pequeñas te sorprenden porque cumplen con todos los requisitos importantes.
  • El precio. Aunque lo hemos dejado para el final, es uno de los aspectos fundamentales a la hora de decantarse por una academia de idiomas o por otra. El precio no siempre es representativo de la calidad, pues por el mismo servicio, la diferencia en los precios de un centro a otro puede ser muy importante.

Una vez que te has decidido, las ganas y la motivación al principio, la constancia, una vez pasada esa primera fase, es fundamental. Asistir a las clases, participar y trabajar es necesario para avanzar en un idioma. No siempre tendrás tiempo, ganas, motivación… pero ese es el otro valor que te aportará una buena academia, la ayuda y el ánimo parra que tu esfuerzo se haga más llevadero y puedas llegar a tu meta “aprender un idioma”.