Comercio online: una gran herramienta de Internet

Comercio online: una gran herramienta de Internet

13 noviembre, 2018 4 Por Emilio Yagues

El comercio online o comercio electrónico sigue registrando un crecimiento continuo, y así lo demuestran los datos. Ello es debido en gran parte al cambio de hábitos de los consumidores,  especialmente de las nuevas generaciones, acostumbradas a utilizar Internet como el medio natural de relacionarse, informarse y comprar.

El comercio electrónico está en proceso de crecimiento y expansión, un proceso que afecta a todos los sectores, empresas y comercios de todos los tamaños, y al que todos debemos adaptarnos si queremos mantener nuestra cuota de mercado o ampliarla, aprovechando las oportunidades que el comercio online ofrece. Vender online es mucho más que tener un sitio web donde ofrece información sobre los productos. Es una tienda virtual que funciona las 24 horas del día, en la cual los mecanismos de venta son iguales o incluso más rápidos y eficaces que en una tienda física.

Es inevitable hacer una comparación entre el comercio online y el comercio tradicional o presencial, siendo conscientes de las ventajas e inconvenientes que pueden existir:

Algunas de las ventajas del comercio electrónico frente al comercio tradicional son las siguientes:

  • Superación de las limitaciones geográficas.
  • Obtención de mayor número de clientes tanto online como offline gracias al aumento de visibilidad que permite Internet.
  • Coste de inicio y de mantenimiento mucho menor que un negocio tradicional.
  • Mayor facilidad de mostrar los productos para el empresario.
  • Mayor facilidad y rapidez para encontrar los productos para el comprador.
  • Ahorro de tiempo a la hora de realizar las compras para el comprador.
  • Optimización del tiempo dedicado el negocio y a la atención al cliente para el empresario.
  • Facilidad para implementar y desarrollar estrategia de marketing basadas en descuentos, cupones, lotes, etc.
  • Posibilidad de ofrecer mucha más información al comprador.
  • Fac ilidad para ofrecer una comparativa entre productos, incluyendo características y precios.

Sin embargo, no podemos dejar de considerar algunos inconvenientes del comercio electrónico que deben ser tenidas en cuenta antes de iniciar o ampliar cualquier negocio. Son las siguientes:

  • La competencia es mucho mayor, ya que cualquier puede poner en marcha un negocio de comercio electrónico (al menos en teoría).
  • Todavía hay muchos consumidores reacios a comprar sin ver el producto y que no confían en los pagos online.
  • Los gastos de envío son caros cuando el volumen de negocio es pequeño, y esto es una gran desventaja para los negocios pequeños.
  • La fidelización del cliente es mucho más difícil y exige una estrategia profesional.
  • Promocionar una tienda online exige más trabajo personal que promocionar una tienda a pie de calle.
  • La seguridad del sitio puede dar muchos quebraderos de cabeza al empresario.
  • No todos los productos que se pueden vender en línea son igual de rentables, y hay que valorar muy bien la estrategia de comercialización.

Debemos tener en cuenta que el consumidor actual quiere tenerlo todo: el mejor precio, el mejor servicio y una atención personalizada. Competir en estos términos es cada vez más complicado para las pequeñas empresas frente a las grandes. Por eso formarse y contar con profesionales en esta materia es fundamental, para acertar en el diseño enfocado a tu público objetivo.